BIENVENIDOS....

Estimados amigos y amigas el material que se publica en este sitio tiene por finalidad motivar y estimular la necesaria discusión pedagógica sobre los asuntos educativos planteados, esperamos que les sea de mucho provecho en su labor formativa como docentes….

26 agosto, 2006

EVALUACIÒN Y PODER ESCOLAR (Artìculo Nº 004)

La evaluaciòn de los aprendizajes es un fenòmeno educativo ideado para constatar la adquisiciòn efectiva de los aprendizajes a travès de la valoraciòn cuantitativa y/o cualitativa de las producciones escritas, orales y fìsicas de los alumnos y alumnas.
La evaluaciòn de los aprendizajes sirve bàsicamente para tomar decisiones pedagògicas, es decir, a travès de ella podemos: reorientar el proceso pedagògico, constatar los niveles de adquisiciòn o no adquisiciòn de los conocimientos, verificar el alcance y/o logro de los objetivos educaciones o competencias instruccionales, decidir si un alumno o alumna es aprobado o reprobado en el grado o materia que cursa, entre otras.
Pero màs allà de su funciòn decisoria, la evaluaciòn tiene unas caracterìsticas si se quiere OCULTAS, quiero decir; la evaluaciòn es temeraria, causa temor y amenaza en quienes son eventualmente objetos de evaluaciòn (los alumnos y alumnas).
Esta afirmaciòn se sustenta en el hecho de que no es un secreto el miedo que se produce en los muchachos cuando el docente pronuncia alguna de las siguientes palabras: examen, interrogatorio, prueba corta, exposiciones, entre otras.
Los evaluados se desajustan psicològica y emocionalmente cuya expresiòn de estos malestares se manifiestas a travès de dolores de cabeza, insomnio, pesadillas la noche anterior a la evaluaciòn, nerviosismo, temores; todo esto ante la amenaza de ese demonio invisible conocido como la evaluaciòn y que en ocasiones se materializa en la realidad escolar y familiar a travès de una entidad màs concreta como lo es la llamada NOTA o su equivalente LA CALIFICACIÒN.
Lamentablemente muchos colegas docentes se han dejado poseer por ese poder oculto y malsano de la evaluaciòn, posesiòn que se manifiesta, por ejemplo cuando el profesor amenaza con expresiones como estàs: "...les voy a bajar la nota si no se callan" ,"...punto negativo por no responder acertadamente", "...para el exàmen va todo lo visto", "...materia vista", "chamo, estàs respao" (expresiòn muy venezolanìsta).
Pero no solo los estudiantes experimentan todo este cùmulo de sensaciones negativas, tambièn nosotros los docentes cuando recibimos la notificaciòn que seremos supervisados o como se le llama ahora en Venezuela "recibir acompañamiento pedagògico". Experimentamos los mismos fantasmas que acosan a nuestros estudiantes.
Ante esta concepciòn de la evaluaciòn como forma de poder autoritario se debe anteponer una evaluaciòn participativa, donde el estudiante sea el protagonista principal y el docente un mediador y un administratos entre el alumno, el conocimiento y la evaluaciòn.
Generar condiciones de confianza y seguridad entre los alumnos para que vean en el acto evaluativo una oportunidad de mejorar al detectar las fallas y errores, solamente asì podremos lograr en los centros educativos y en todos los niveles mejores ìndices de aprobaciòn escolar.
Tus comentarios son muy valiosos para nosotros por favor envìalos a: maestrorodolfo@gmail.com

1 comentario:

Carlos Cordova dijo...

Excelente artìculo que abre las puertas a una discusiòn màs profunda sobre la evaluaciòn y sus implicaciones...